Horario: Lunes a Viernes de 9h a 13:30h y de 16h a 19h.
MAY
03

Gestión de residuos en el taller ¿Cómo gestionarlos?

Todos los talleres generan residuos, sólidos o ambientales, y es su obligación el gestionarlos adecuadamente para no afectar al medio ambiente.
La responsabilidad final recae sobre el empresario, aunque es labor del trabajador el poner el máximo empeño y cumplir los procedimientos siempre que cuente con los medios apropiados.
La gestión de residuos del taller está regulada en un ordenamiento que dicta que:

  • El taller debe disponer la autorización oportuna emitida por la autoridad competente en medio ambiente.
  • Debe almacenar todos los residuos que produzca en el exterior del local, o al menos, en caso de imposibilidad, en una zona suficiente mente apartada de la zona de trabajo que no interfiera ni en la zona en la que se encuentran los trabajadores desempeñando sus funciones ni en aquellas susceptibles de ser transitadas por clientes. En cualquier caso ha n de estar bajo techo, con buena ventilación y en suelo con pavimento y en cubetas de retención de líquidos.
  • El taller deberá separar los líquidos según su tipología. En función del residuo líquido que se trate el contenedor deberá tener unas características concretas como el cierre hermético en caso de toxicidad.
  • Cada contenedor deberá estar etiquetado y correctamente.
  • En ningún caso un residuo será vertido al alcantarillado público.
  • Se ha de contar con un libro de emisiones por foco emisor en caso de disponer de una cabina de pintado.
  • Los residuos deben estar registrados en el libro de registro en el que se reflejan el origen y las características de cada residuo.
  • La gestión final de los residuos debe ser realizada por una empresa autorizada.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecer contenidos adaptados a sus intereses. Si sigue navegando sin cambiar la configuración, consideramos que acepta su uso. Ver nuestra política de cookies